Skip to content

Caso Dalmasso: piden que uno de los acusados sea sobreseído

28/03/2011

Es el pintor Gastón Zárate, a quien la Justicia había liberado tras una movilización.

Mil quinientos días es lo que padeció el pintor Gastón Zárate, luego de que el fiscal Javier Di Santo lo imputara por la violación y asesinato de Nora Dalmasso.

El pintor Gastón Zárate imputado en el Caso Dalmasso

El pintor Gastón Zárate imputado en el Caso Dalmasso

Finalmente, un informe genético elaborado por el Laboratorio de Ciencia Forense de la Universidad de Florida a pedido del FBI, desvinculó al pintor apodado por la gente como “el perejil” del crimen: “ No se obtuvo ninguna evidencia de presencia de ADN del sospechoso Zárate en estas muestras ”, fue la tajante conclusión del laboratorio norteamericano.

Con el escrito del FBI como principal argumento, el penalista Enrique Zabala, defensor de Gastón Zárate, le solicitará en las próximas horas a Di Santo “ el sobreseimiento absoluto de mi cliente, porque no hay una sola prueba en su contra”.

El pintor Zárate y el hijo de la víctima, Facundo Macarrón, están imputados del asesinato ocurrido la madrugada del 25 de noviembre de 2006 en el barrio Villa Golf de Río Cuarto.

Según el abogado,su cliente “fue una víctima de una justicia clasista, que en vez de investigar este asesinato aberrante, optó por culpar sin pruebas, sin testigos, y mediante aprietes a un trabajador ”.

El lunes 18 de diciembre de 2006, tres semanas después del homicidio de Nora Dalmasso, Clarín publicó en exclusiva que los obreros que trabajaron en la casona de la Calle 5 de Villa Golf, temían que los inculparan sin pruebas: “Con la pista de los supuestos amantes sin mayores avances, ahora la fiscalía de Río Cuarto que investiga el asesinato de Nora Dalmasso puso bajo la lupa a 12 obreros que trabajaban en la casa de Villa Golf al momento del crimen”.

Uno de los pintores le había contado a este diario acerca de sus temores: “Como somos laburantes y pobres, estamos bajo sospecha. Tenemos miedo de que nos planten algo y no nos podamos defender”. Un mes y medio después, la noche del 8 de febrero de 2007, se realizó una reconstrucción del asesinato de Dalmasso, donde no hubo ningún testigo del hecho y no se pudo esclarecer absolutamente nada.

A las pocas horas Di Santo le ordenó al entonces jefe de Homicidios de la Policía de Córdoba, comisario inspector Rafael Sosa, que detuviera a Zárate.

Al mediodía siguiente, Zabala entregó a su cliente en los Tribunales de Río Cuarto. Tras permanecer detenido 24 horas, el pintor fue liberado, luego de que una marcha de unas cuatro mil personas exigiera su libertad .

Las pruebas contra el pintor eran los dichos de un amigo con una fuerte discapacidad mental, que bajo amenazas de Sosa y dos policías más acusó a Zárate.

Como consecuencia de la imputación, el pintor perdió su trabajo y “muchas veces no me tomaron porque decían que yo era un asesino”, se quejó ante Clarín el hasta ahora sospechoso.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: